FIN DE AÑO COVID

Por María Cañizal

A riesgo de ganarme detractores expreso mi sensación para cierre de este año tan particular 

En donde por supuesto antes que nada lamento las pérdidas en la humanidad toda, la situación caótica y la infinidad de riesgos por todas partes 

En lo personal no me puedo quejar,  ha sido un año de una enorme nutrición, de un buen mantenimiento de la salud de todos los míos, y de muchos momentos muy valiosos, que hasta me hicieron no extrañar tanto los viajes por ejemplo, a los que alomejor veníamos acostumbrados. Esos viajes variados, mezcla de turismo, trabajo, familia, amigos, pareja 

Pero es cierto que suelo caracterizarme por una gran adaptabilidad 

Así que de alguna manera formo parte del grupo que sostiene que ‘ TODO EL CAMBIO QUE DEVENDRÁ SERÁ POSITIVO’ , soy fan de una Nueva Normalidad, que ojalá depure bien, de ir soltando viejos patrones, estructuras, poderes que ya se evidencian claramente vetustos. 

Soy del equipo de gente que disfruta más de estar en su casa, de trabajar desde allí en gran porcentaje de tiempo, logrando combinar eficacia y relax de un modo más compensado, de tener tiempo para cosas recreativas de verdad, de esas que nos van transformando desde adentro, y de compartir con la familia, que siento la unidad básica del desarrollo 

De ir incorporando hábitos nuevos , buenos, conciencia de colectividad, y conciencia planetaria.

Para mí se inició un camino más positivo, más consciente, más cuestionador en el buen sentido, lo apoyo e intento aportar mi grano de arena para contribuir a un nuevo orden 

Por supuesto que hay estructuras instaladadísimas que parecen inamovibles, como las esferas de poder, que hace rato debieran haberse modificado, pero no me desanimo, imagino que todo llegará a su debido tiempo. Que tarde o temprano estaremos comenzando otras formas más humanas de convivir y de incluir 

De la mano de esa fantasía, y ya que esta industria nos  lo permite más que cualquier otra, deseamos, que el giro que adopte esto a lo que nos venimos dedicando desde hace tantísimos años, sea también sorpresivamente maravilloso. Que se acomoden las licencias, el entretenimiento y su consumo de un modo más democrático, rotativo, descentralizado, participativo, divertido, híper creativo y sobretodo con buenos mensajes para transmitir 

Es nuestro deseo, el de SUDLICENSING, para lo que sea que vaya a depararnos este movimiento planetario tan potente 

Que cada uno encuentre su nueva forma y se sienta más a gusto con lo que vaya a hacer

Que sea capaz de formar parte de un lindo sueño 

 

¡ Feliz comienzo de otro Año Nuevo!